ConTexto

Escribiendo sobre la tecnología en su contexto

Archive for the ‘Cotidiano’ Category

‘Una verda incómoda’: decepcionante

with 2 comments

 

Una verdad inconveniente. Ayer estuve viendo el documental hecho para gloria y regocijo de Al Gore. Una decepción absoluta. Es formalmente defectuoso y políticamente cobarde. Sólo tiene un par de aspectos interesantes. Ya sabéis de qué va la historia, el documental aborda el tema del calentamiento climático de la Tierra. La puesta en escena es sencilla: Al Gore realiza una conferencia en una sala, tras él una pantalla gigantesca de unos 15 x 6 metros, delante varias gradas llenas de un público mudo y atento. En la sala de cine, tú pasas a formar parte de ese público atento. Así que es como si estuvieras viendo a AL Gore dando una de esas conferencias por las que cobra un pastón.

Los protagonistas de la historia son pues Al Gore y junto a él, ‘El Gráfico’, porque todo su discurso está apoyado por una serie de gráficos que muestran cómo aumenta la temperatura del plantea a lo largo de los últimos 30 años, cómo crece la concentración de CO2 en la atmósfera, los efectos que esto produce en las larvas de no sé qué gusano… gráficos, y gráficos, y más gráficos.

Es políticamente cobarde precisamente porque se queda en el terreno de los gráficos, de las mediciones de temperatura y los conteos de los niveles de CO2, pero no entra a batallar por qué aún no somos concientes de eso que él da como un hecho probado. Sólo hace una breve crítica de la administración Bush a pesar de que hasta hace sólo un par de años el insigne presidente de los EE UU mantenía como un asunto controvertido el calentamiento global. Y tampoco se analiza quienes son los actores que presionan contra la toma de medidas para reducir el calentamiento global. Parece como si todo fuera cosa de nosotros, los ciudadanos, que nos empeñamos en conducir coches poco eficientes, comprar lámparas y electrodomésticos poco eficientes, y gastar tanta gasolina como podamos.

Un aspecto es sin embargo interesante: la dificultad para construir la verdad. En eso, el documental constituye un estupendo ejemplo. La verdad no se extiende como una marea incontenible, es siempre construida con dolor y esfuerzo. Durante todo el documental Gore insiste en que el calentamiento global es un hecho sobre el que no hay controversia científica, una verdad aceptada por la academia. Son los medios de comunicación los que han transmitido la idea errónea de que se trata de un asunto controvertido. Se insiste en la idea de que la gente no está convencida de este hecho. La gente, esa masa informe que se empeña en creer lo que no es cierto. Pero en ningún momento se hace una crítica y análisis de quiénes son esos otros actores que toman parte en el debate del cambio climático y que argumentan contra el hecho del calentamiento global.

No deja de ser curioso que sea precisamente un ex-candidato a la presidencia de EE UU el que se erija en adalid de la defensa del planeta frente al cambio climático, cunando precisamente su país es el único de los desarrollados, junto con Australia, que no ha firmado el Protocolo de Kyoto, y es además el que más CO2 continua arrojando a nuestra atmósfera.

Advertisements

Written by Adolfo Estalella

11 11America/Adak December 11America/Adak 2006 at 9:37 am

Posted in Cotidiano

‘China Blue’, o la explotación laboral china (pasando por occidente)

with 4 comments

‘Made in China’. Miras el fondo de un vaso o la etiqueta de un pantalón, y lo que encuentras es: ‘Made in China’.

Ayer estuve viendo China Blue, un documental que cuentas las condiciones en las que trabajan empleados chinos de una empresa textil. La experiencia fue genial. El cien lleno a rebosar, ni un asiento libre (y gente fuera esperando). Forma parte del ciclo de documentales organizado por los Cines Verdi en Barcelona. Uno cada mes: el primer jueves de cada mes.

Seguro que más de uno recuerda las protestas producidas en Madrid, Valencia y alguna otra gran ciudad a finales de 2005 contra las importaciones textiles chinas. En este tipo de conflictos estamos atrapados por nuestros propios intereses. Lifeng Textil Industries, es la empresa en la que se desarrolla el documental. Una de tantas situada en la ciudad de Caton. Dos jóvenes protagonizan la historia. Las condiciones en las que trabajan son de semi-esclavitud. Sueldos entre 30 y 70 euros mensuales. Jornadas que pueden exceder las 24 horas sin parar si los plazos de entrega así lo requieren. Los empresarios chinos se saltan los sueldos establecidos por contrato y las leyes.

La pena es que el documental se recluye a la fábrica y no sale más allá de ella para dotar de contexto a lo que estamos viendo. Sólo en tres o cuatro ocasiones se ven a los negociadores de firmas como Levi´s o Wal Mart o alguna otra marca occidental que se reúnen con el dueño de la fábrica (el déspota Lifeng, ex-policía orgulloso de saber caligrafía china y conducir un bonito mercedes). Negocian el precio de los pantalones y lo fija: 3.10 euros. Eso es lo que paga una de estas firmas por que hagan sus pantalones: tres euros. Sólo de pasada se menciona: si los empresarios chinos cumplieran con las leyes y los contratos que tienen con sus empleados no podrían competir. Esto no les resta responsabilidad, desde luego, pero al menos la reparte y da la que le toca a las empresas europeas. Ahora ya sabéis: echad un vistazo a ver de dónde vienen los pantalones que  lleváis puesto.

Repiten el pase de la película (que no creo que se vea en el resto de España porque está en chino subtitulada en catalán) el próximo domingo día 10. Y hay una conferencia el día 5 de octubre sobre el tema. Más denuncias sobre el tema en Ropa Limpia.

Written by Adolfo Estalella

8 08America/Adak September 08America/Adak 2006 at 9:40 am

Posted in Cotidiano