ConTexto

Escribiendo sobre la tecnología en su contexto

Archive for April 2007

Mirándome el ombligo

with 31 comments

El blog se me está convirtiendo en una especie de lastre pesando. No tengo la menor apetencia por escribir en las últimas dos semanas. Diría como los toreros o las folclóricas que me debo a mi público, pero eso del público en los blogs me horroriza. Más bien se trata de no desaparecer y sostener las relaciones con aquellos que me leen y a los que leo. Pero es que casi no me da tiempo a leerlos y hablar de lo que ellos hablan, que es a fin de cuentas hablar con ellos. [por cierto, esta semana estoy en Madrid. Si alguien se anima a organizar un blogandbeers, sería genial]

Lo peor de todo es que sale la vena reflexiva cuando me pongo a escribir. De lo que es un claro ejemplo esto que escribo ahora, y reconozco que mi reflexividad no le interesa al 90% de quienes me leen de asiduo; porque supongo que tenéis más interés en saber cómo veo el mundo que en cómo me veo a mí mismo (reflexividad) viendo el mundo. Hay quien haciendo antropología entre los blogs ha optado por usar el blog como un ‘cuaderno de campo’. El cuaderno de campo es el bloc en el que los etnógrafos anotan lo que ven, lo que escuchan, lo que leen y lo que sienten, tanto ellos como los otros. Es una especie de artefacto para la investigación (y quizás también para la terapia). Al cabo del tiempo, el etnógrafo vuelve sobre ese cuaderno y trata de desentrañar la cultura que ha estudiado. Porque os recuerdo que de lo que se trata en este caso es de comprender a los blogs. Al menos comprender algún aspecto de los blog y… de los bloggers. El caso es que hay quien ha tratado de usar como cuaderno de campo el blog, depositando en el su reflexividad etnográfica. Pero esto no puede ser, en mi opinión. Al menos no puede ser de forma cotidiana, continuada y completa. Uno no puede verter toda su reflexividad en un blog, sólo excepcionalmente. Y no puede hacerlo por una razón: no hay que exponer las relaciones que uno tiene, las conversaciones, las vivencias compartidas con aquellos con quienes se investiga, con aquellos con quienes se convive. Es algo compartido entre el etnógrafo y el otro que debe estar absolutamente protegido. Y  La protección de la privacidad es algo fundamental. Es un tema clave al que le doy vueltas desde hace tiempo.
Un etnógrafo no puede perjudicar a aquellos con quienes ha convivido, que le han ayudado, y a quienes ha tratado de comprender. La privacidad es un imperativo de mi investigación que se traduce en evitar cualquier perjuicio de aquellos a quienes investigo.

Pensaba que las cosas estaban más claras sobre lo que estoy haciendo, pero creo que no totalmente. Los antropólogos suelen recomendar que no se den muchos detalles de lo que uno hace. Yo no estoy seguro de que sea una recomendación justa o necesaria, así que estoy dispuesto a contestar cualquier curiosidad sobre la investigación de cualquiera que pase por aquí. Y ya podéis suponer que aunque no hagáis las preguntas las contestaré igualmente, aunque tenga que formulármelas yo mismo.

Powered by ScribeFire.

Advertisements

Written by Adolfo Estalella

16 16America/Adak April 16America/Adak 2007 at 7:37 am

Posted in Blogs, Cuaderno

¿Por qué twitear?

with 2 comments

He recopilado algunas viñetas de Twitter (la de arriba es de Mauro Entrialgo, en Interneteo y Apartuquis), ese divertimendo juvenil para adultos. Antonio Fumero se ha dedicado a reflexionar a fondo sobre el Twitter en menos de 140 caracteres. Quizás debiera pensar en hacer mi tesis con frases de 140 letras. Y como no podía se de otra manera, las reflexiones de Fumero sobre Twitter las ha dejado en su propio Twitter, así que para ilustrar las viñetas nada mejor que sus respuestas a ¿por qué Twitear (o tuitear)?:

Por qué tuitear? Porque tuitearse es signo de confianza…
Por qué twittear? Porque mejor que putear, ligotwittear…
Por qué twittear? porque somos una panda de frikis irredentos y, aun sin saber desarrollar, necesitamos ser parte de algo…
Por qué twittear? para joder a los usuarios de Jaiku…
Twitter: la metadona del bloguero engancahdo ;-)
Por qué twittear? porque te baja el mono del b/vloguear…
Por qué twittear? porque la inspiración y la creatividad son unas zorras promiscuas que tiene que pillarte haciéndolo…
Por qué twittear? porque para aprender, sólo hay que escuchar con atención los que saben…
Por qué twittear? porque no necesitas protección… ¿o sí?
Por qué twittear? porque lo realmente significativo no es lo que dices, sino lo que callas…
Por qué twittear? porque, lo bueno, si breve, dos veces bueno…
Por qué twittear? porque, a buen entendedor..
Por qué twittear? porque si un día cabe en me nos de 140 caracteres es que valdrá la pena vivir otro más..
Por qué twittear? para promocionar la cocktail culture = ondemand, liquid, exiting, international, mixing culture…
Por qué twittear? para revalorizar tu móvil 1.0 con su pantalla monocromo y sus menús textuales…

Written by Adolfo Estalella

11 11America/Adak April 11America/Adak 2007 at 10:00 am

Posted in Cibercultura, Cuaderno

Atados al correo móvil

with 8 comments

Más allá de la retórica grandiosa con la que envolvemos Internet y el resto de tecnologías de la información y la comunicación, las TIC modifican nuestra forma de relacionarnos con el mundo, con los otros y con nosotros mismos. Los cambios son en apariencia sutiles, pero transforman radicalmente ámbitos de nuestro vivir cotidiano, de la organización de nuestro tiempo y de las relaciones con los otros. ¿Cómo mantenemos esas relaciones?, ¿cuáles son los materiales con los que sostenemos esas relaciones?, ¿cómo generamos la confianza?, ¿cómo creamos nuevos vínculos?…

Lo mejor de bloguear es leer blogs y comentarios, porque son los que te hacen pensar. José Antonio del Moral escribe sobre el BlackBerry una reflexión que yo generalizaría al correo electrónico móvil. Yo, desde hace tiempo me he convertido en un jodido yonki del correo electrónico. Soy de los que miran cada cinco minutos el correo. Lo malo es que los leo pero no los contesto, consencuencia: mi imagen social a través del correo electrónico es penosa, aunque estoy en terapia para mejorar.

El correo electrónico interfiere en mi actividad diaria y no me deja concentrarme en más de una ocasión. Además, soy incapaz de escribir correos personales. Sólo sé usarlo para gestión profesional o para gestiones personales (concertar citas con amigos, etc.), pero soy incapaz de escribir lo que antes eran cartas reposadas. No sé hacerlo.

Para resolver la distracción cuando estoy leyendo, cierro Internet o apago incluso el ordenador. Es la única manera. El teléfono, en cambio lo tengo bastante controlado. Si no me apetece cogerlo, porque estoy hablando con alguien o viendo la televisión, lo dejo sonar o corto la llamada. Si estoy comiendo paso del móvil. Así que el teléfono lo controlo, pero el correo electrónico me controla a mí.

José Antonio tiene una visión en mi opinión demasiado optimista: “Organizar quedadas por twitter será sencillísimo a nada que todos nuestros amigos tengan blackberry. Por no hablar de la mejora en la relación de las familias, que estarán permanentemente conectadas aunque un miembro esté de viaje” que sus comentaristas se encargan rápidamente de rebatir. Dice Ozelin: “El problema es que parece que SIEMPRE tienes que estar trabajando, porque SIEMPRE puedes leer el último correo, que casualmente te enmarrona, aunque sea un sábado a las 7 de la tarde” y Luis Rull añade en la misma línea: “¿Cuántos problemas familiares se pueden crear por no desconectar? Cuando un cliente se acostumbra a tenerte a su disposición 24/7, ¿aceptará un “el lunes por la mañana lo arreglo?”

Aunque en realidad ese imperativo de siempre conectado no es exclusivo de las relaciones laborales. Acaba estableciéndose en las personales. Entre matrimonios o parejas, entre amigos o colegas. Alguien te llama y después te interroga por no cogerle el teléfono, “¿dónde estabas?”, “¿por qué no me contestaste?”… y nos obligamos a cargar con ese imperativo o a negociar nuestra independencia. Vaya mundo.

Powered by ScribeFire.

Written by Adolfo Estalella

10 10America/Adak April 10America/Adak 2007 at 12:24 pm

Posted in Otras

Belloch tiene su clon de Menéame

with 4 comments

Ahora lo que toca es montar menéames. Por el twitter de José Antonio del Moral llego a la web de Belloch. La caña. Es un clon de Menéame!!. Es el primero que conozco de este tipo. Lo llaman: Web 2.0 de Belloch.

powered by performancing firefox

Written by Adolfo Estalella

1 01America/Adak April 01America/Adak 2007 at 11:38 am