ConTexto

Escribiendo sobre la tecnología en su contexto

Archive for the ‘Ciberderechos’ Category

Feliz 1984, Interruptores críticos… by Zemos98

with 7 comments

De regreso a Sevilla. Zemos98 es uno de los colectivos más interesantes que se dedican a reflexionar sobre la sociedad de ___ (la información, el conocimiento, digital, red…) en España (trabajan en Sevilla). Montan todos los años un encuentro (uno de estos tengo que asistir a uno) y después elaboran un libro con las contribuciones. Recientemente han publicado el último titulado ‘Panel de control. Interruptores críticos para una sociedad vigilada’ (puede ser descargado íntegramente en PDF: Interruptores críticos). Siguiendo con el tema tienen un curso (hhhhrrggg, pena no asistir!!!) titulado ‘Feliz 1984’ que organizan junto con la Universidad Internacional de Andalucía y que comienza hoy, (entre los días 28 y 30). Para dar una idea de los temas que tratan en Interruptores críticos…, ahí van las preguntas que se plantean en los tres ejes en los que organizan su reflexión: (a) la desorientación, (b) la postvideovigilancia y (c) el conjunto subjetividad y control:

¿Cómo hacer frente a la desorientación inducida en las políticas expansivas de las
grandes corporaciones? ¿De qué modo cabe plantearse hoy en día un trabajo en red
que propicie espacios para la libertad y la crítica en la propia red? ¿Cómo incrementar
los medios que fortalezcan una ciudadanía global bien informada y comunicada sin
poner en peligro la diversidad cultural?

¿Cómo se ha opuesto la gente en las fábricas, en las ciudades, en las calles, al sistema de
vigilancia? ¿Tenían conciencia del carácter coactivo, del sometimiento a esta vigilancia?
¿O lo aceptan como algo natural? En suma, ¿han existido insurrecciones contra la
mirada?, ¿tiene sentido para los prisioneros tomar la torre central?

Y como son gente del audiovisual que ha superado la austeridad del texto hacen cosas tan chulas como esta pieza Anything – basado en Twitter (gracias a Sofía Coca).

Advertisements

Written by Adolfo Estalella

28 28America/Adak November 28America/Adak 2007 at 10:12 am

El procomún a debate, en el MediaLab

with 4 comments

El MediaLab es una de las iniciativas más interesantes de Madrid en el ámbito de la intersección de, como explican ellos mismos, “la confluencia entre Arte, Ciencia, Tecnología y Sociedad”. Sus iniciativas son francamente interesantes, y cuando acudo a Madrid intento pasarme. Mañana hay un jornada excepcional sobre el Procomún con la que se inaugura un Laboratorio sobre el Procomún. Una serie de mesas de debates que se celebrarán a lo largo de todo el día. Antonio Lafuente explica bien qué es eso del procomún, o los commons en inglés, y qué nos va en ellos:

Todo cuanto tiene que ver con los commons evoca una extraordinaria variedad de formas, problemas, actores y prácticas. Su constitución plural es indiscutible. Basta un pequeño esfuerzo para nombrar un haz de bienes que pertenecen a órdenes jurídicos tan distintos, como diversas son las escalas espaciales a las que pertenecen o épocas históricas en las que se originan. Los commons, en consecuencia, no sólo son un reto político, sino también cultural y tecnológico. De ahí la importancia que tiene explorar las múltiples maneras de reunirlos y luego hacerlos visibles. Hay también otras dos elementos claves en su constitución como entes sociales: su naturaleza tecnológica y su condición de bienes amenazados.

Yo estaré por allí, con Tíscar, y algún amigo más, de manera que si alguno piensa asistir, nos podemos tomar unas cañas al acabar, o comer juntos.

Written by Adolfo Estalella

16 16America/Adak May 16America/Adak 2007 at 11:27 am

Posted in Ciberderechos, Copyleft

La Biblioteca Nacional, abre y cierra el acceso a la cultura

with 7 comments

Supongo que el tema aburre, pero la única forma de luchar por el desarrollo de una cultura participativa es denunciar cada uno de los errores o de los abusos por los cuales los ciudadanos somos expulsados justamente del espacio creativo de la cultura. Cuando los responsables (de esos errores o abusos) son instituciones privadas, empresas, el asunto es complicado, porque están amparadas por la ley. Poco se puede hacer. Por eso es tan trascendental cada modificación que se realiza en las leyes de propiedad intelectual: cada espacio de la cultura que perdemos (nuevos o viejos usos que se prohíben, otros que no estaban regulados y ahora pasan a estarlo, nuevas restricciones sobre usos colectivos…) no volveremos a recuperarlo. Pero cuando los errores o abusos son cometidos por instituciones públicas, entonces ahí no tenemos que dejar pasar ni una.

Como ocurre con la decisión de la Biblioteca Nacional de digitalizar la parte de su hemeroteca en dominio público (periódicos con más de 75 años y cuyos derechos de autor han expirado) y publicarlo en Internet con copyright, vía Tíscar y Millán. Esto es así porque si bien la obra ha expirado, la edición digital de la obra tiene justamente derechos de edición. Pero, como Tíscar se pregunta, ¿no sería lógico que lo hubieran editado con una licencia copyleft que permita, por ejemplo, usos no comerciales?

El problema con quienes militamos en este lado de la cultura, lo que pensamos que las leyes y la tecnología nos están expulsando del territorio de la creatividad (pese a los espejismos y la demagogia utópica de los gurús ingenuos o interesados) pues esos que militan o militamos no estamos organizados. Así que somos como un enjambre de grillos haciendo cric, cric.

Hay por ahí un artículo muy interesante de James Boyle, titulado ‘Cultural environmentalism’ (hay dos versiones, una en prensa, y otro artículo especializado que no localizo en Internet pero que podría pasar en PDF al que esté interesado) en el que traza una analogía entre los movimientos ecologistas en defensa del medioambiente, y la lucha por la defensa actual de la cultura. Mientras no haya un movimiento organizado, como el de los ecologistas, en defensa de una cultura abierta y participativa (lo que no significa una cultura completamente gratuita, anárquica, sin leyes y donde todo vale), pues mientras no nos organicemos, lo ciudadanos seguiremos quedando en los márgenes de la cultura. Seremos marginados y expulsados por quienes hacen y deshacen en las grandes instituciones desde las que se organiza la cultura.

Es vital que nos organicemos, y necesitamos lograr iconos que nos sirvan de referencias. Una gran editorial que edite con copyleft, una gran institución que se sume al movimiento, científicos de referencia, abogados de renombre, artistas…

Medidas como la adoptada por la Biblioteca Nacional ocurren, apostaría, en parte por falta de información. Estoy seguro de que nadie se ha planteado en esa institución la posibilidad de usar una licencia Cretive Commons o similar que permita el uso no-comercial por parte de cualquier ciudadanos, como sugiere Tíscar. Quienes peleamos por lograr una cultura libre tenemos que ser capaces de acceder a interlocutores en esas instituciones para contar las opciones que ofrece una cultura abierta. Pero eso, sin duda, cuesta esfuerzo. ¿Hay alguien dispuesto a relziarlo? Quizás estamos en la época de sólo las palabras.

Written by Adolfo Estalella

21 21America/Adak March 21America/Adak 2007 at 11:49 am

y ¿qué pasa con la privacidad?

with 5 comments

Written by Adolfo Estalella

15 15America/Adak March 15America/Adak 2007 at 10:55 am