ConTexto

Escribiendo sobre la tecnología en su contexto

Archive for September 23rd, 2006

Las bondades del software social (¿y alguna maldad?)

with 25 comments

Lo bueno, sin duda de los comentarios, es que te obligan a argumentar con más solidez lo que ha escrito. Últimamente no doy a basto. Soy incapaz de serguir el ritmo de mis comentaristas. Como un anónimo me provoca con un comentario en el artículo sobre Sherry Turkle, me traigo aquí la respuesta que reconvierto en artículo. Anónimo: La tecnología no tiene valores intrínsecos. No es buena o mala por naturaleza. La tecnología es una cosa u otra en función de las relaciones que se establecen con respecto a ella. En función del contexto en el que se usa y las prácticas que se desarrollan a través de ella.

Anónimo viene a decir que Internet es mala porque hay mucha pornografía y permite formas de abuso del hombre sobre la mujer. Cierto en que se desarrollan muchas formas de abuso. Un caso recurrente: la pornografía infantil. ¿Podemos decir que Internet es una tecnología negativa por eso? ¿El correo electrónico es negativo porque permite a los terroristas usarlo para organizar atentados? (la administración Bush dixit), y ¿los blogs son perniciosos porque acentúan la egolatría de los individuos?.

Anónimo dice que “En muchos sitios de internet donde se ofrece sexo, el cuerpo es sodomizado y disciplinado –en su mayoria el cuerpo femenino– para el gusto sadista de quienes visitan estos sitios de Internet, que son demasiados”

Un individuo va camino de un prostíbulo: ¿el autobús que tomará podría considerarse una tecnología negativa porque permite a los hombres (y ocasionalmente algunas mujeres) trasladarse hasta los centros donde se explota a las mujeres?, ¿podría considerarse pernicioso el periódico (y toda la tecnología de impresión usada para elaborarlo) en cuya sección de contactos ha localizado la dirección de la casa de contactos? Y cuando le muestren al llegar el book con las fotos de las prostitutas, ¿deberíamos considerar el uso pernicioso que se ha dado a la cámara de fotos que captura la imagen de las mujeres que serán juzgadas por un hombre para satisfacer sus deseos posteriormente?

El problema con los juicios de valor que se hacen sobre las tecnologías es que se les atribuyen propiedades independientemente del contexto en el que son usadas y de las múltiples relaciones que establecen (con los usuarios, sus objetivos, el contexto de uso, las propiedades con la que se diseña originalmente la tecnología, etc.) Yo no soy optimista respecto a las nuevas tecnologías. No me apasionan las tecnologías por ellas mismas, sino estudiarlas e indagar en la transformación que provoca en nuestras vidas.

Respecto a las prácticas que uno pueda desarrollar mediante MySpace u otros sistemas como Flickr o YouTube, no creo que vayan a acabar con la discriminación de género o raza. Un racista o un machista lo son igual mientras están viendo la televisión o cuando están frente al computador escribiendo un artículo en su blog. Estudios realizados sobre listas de correo han confirmado que se mantienen prácticas de discriminación por género. El ciberespacio no es el paraíso. Pero tampoco el infierno. En un chat sólo hace falta ponerse un nombre femenino para comprobar la pasta de la que estamos hechos los hombres. Pero no por eso diremos que en las listas de distribución de correo son una tecnología discriminadora, o que el chat es una tecnología machista, ¿no?

La discusión se ha desencadenado por las opiniones de Sherry Turkle con respecto al sofware social. Para ella, esta tecnología sólo lleva a una cháchara entre los jóvenes, sin reflexividad. Yo opino lo contrario. A diferencia de las tecnologías de la Web 1.0 como el chat, los MUD, las listas de correo, etc. que eran dispositivos orientados a la creación de comunidad, creo que una buena parte de las tecnologías de lo que se denomina ‘software social’ están destinadas, curiosamente, primero a lo individual y lo personal. Fkickr, YouTube, MySpace y los blogs, son infraestructuras que permiten el desarrollo de ricas identidades. Y a partir de ellas la construcción de vínculos con otros.

Son tecnologías que te permiten pensar sobre ti. Quizás te permitan pensar que eres superior por ser blanco u hombre. Pero desde luego, son prácticas reflexivas, sofisticadas, y no son simple cháchara, como parece indicar Turkle.

Lo que me interesa no es si lo que acontece alrededor de estas tecnologías es bueno o malo, que sobre eso cada uno tendrá su opinión, lo que me interesa conocer es qué acontece, cómo nos comportamos, que hacemos a través de ellas. Eso es lo que después nos permitirá ser verdaderamente críticos.

Written by Adolfo Estalella

23 23America/Adak September 23America/Adak 2006 at 11:06 am

Posted in Cibercultura, Otras